Bienvenidos

Bienvenidos a "El rincón de la lectura", nuestra intención es conseguir que la lectura os apasione y encontréis en ella un mundo de aventuras, sentimientos, diversión,...



viernes, 1 de mayo de 2020

Las mañanicas de mayo


Ha llegado mayo sin Mayas pero con poesía.

EN LAS MAÑANICAS

En las mañanicas
del mes de mayo
cantan los ruiseñores,
retumba el campo.

En las mañanicas,
como son frescas,
cubren los ruiseñores
las alamedas.

Ríense las fuentes
tirando perlas
a las florecillas
que están más cerca.

Vístense las plantas
de varias sedas
que sacar colores
poco les cuesta.

Los campos alegran
tapetes varios,
cantan los ruiseñores,
retumba el campo.

                  Lope de Vega.

En las mañanicas...

jueves, 23 de abril de 2020

Día del libro 2020

Hoy es el día del libro.
Para celebrarlo tenéis un precioso libro en la página de Facebook del cole.

Y para recordar nos vamos a 2014.


"Tras la pista de El Greco"




miércoles, 22 de abril de 2020

Semana del libro III

En 2017 nos faltaba el agua y fuimos a buscarla.

En busca del agua

martes, 21 de abril de 2020

Semana del libro II

En 2018 plasmamos las emociones

Las emociones

lunes, 20 de abril de 2020

Es la semana del libro

 ¿Recordáis que el año pasado estábamos en órbita?

Castilla en órbita

martes, 7 de abril de 2020

Cuento: "Rosa contra el virus"

 Aquí tenéis un cuento que trata de esta situación tan especial que estamos viviendo.
Esperamos que te guste.

Pincha aquí: Rosa y el virus

jueves, 2 de abril de 2020

Por si entras y quieres leer.


“A un olmo seco”

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento.

No será, cual los álamos cantores
que guardan el camino y la ribera,
habitado de pardos ruiseñores.

Ejército de hormigas en hilera
va trepando por él, y en sus entrañas
urden sus telas grises las arañas.

Antes que te derribe, olmo del Duero,
con su hacha el leñador, y el carpintero
te convierta en melena de campana,
lanza de carro o yugo de carreta;
antes que rojo en el hogar, mañana,
ardas en alguna mísera caseta,
al borde de un camino;
antes que te descuaje un torbellino
y tronche el soplo de las sierras blancas;
antes que el río hasta la mar te empuje
por valles y barrancas,
olmo, quiero anotar en mi cartera
la gracia de tu rama verdecida.

Mi corazón espera
también, hacia la luz y hacia la vida,
otro milagro de la primavera.

(Antonio Machado)